Somos L'Alacantí

El nuevo periódico de la comarca

AGUAS DE ALICANTE

LOCAL San Vicente del Raspeig San Vicente del Raspeig - NUESTROS COMERCIOS

Situación límite en los parques infantiles de San Vicente

La crisis sanitaria que hemos vivido ha dejado con la soga al cuello a muchos sectores. Algunos van reflotando con la desescalada y la ‘Nueva Normalidad’, pero otros siguen sufriendo las consecuencias y temen por su presente y futuro el panorama no mejora. Es el caso de los parques infantiles, que en San Vicente sufren  una situación límite.

Parque de ocio infantil Bichos en San Vicente

Jesús Martín es el gerente de ‘Bichos’, el parque de ocio infantil situado en la calle Villafranqueza. La tardanza a la hora de cobrar ayudas y el miedo en la población a la hora de llevar a los niños a estos lugares está convirtiendo la situación en un drama, hasta el punto de que se han lanzado a crear una asociación a nivel nacional para que la población se conciencie y pierda el miedo a acudir a estos entornos infantiles donde se cuida al detalle la seguridad y se siguen escrupulosamente los protocolos sanitarios.

“Llevamos tres meses sin ayudas”, lamenta Jesús Martín. Algunos parques están empezando a recibir aportaciones del estado, pero otros siguen a la espera mientras les come la incertidumbre. “Al menos hemos tenido la suerte de abrir”, se consuela, aunque “es muy difícil tener rentabilidad cuando sólo podemos organizar eventos con 14 niños y un monitor”, señala el propietario de Bichos. Las limitaciones sanitarias han situado en 15 personas el número máximo para celebraciones privadas, un problema que se une al temor existente en la sociedad a la hora de confiar en estos locales.

Medidas de seguridad

Posiblemente, un parque de bolas sea uno de los sitios más seguiros para cualquier celebración. Raquel Albarracín, propietaria de Fantasía, coincide en destacar las minuciosas medidas de prevención que llevan a cabo: “cada persona que entra se pone gel, la mascarilla es obligatoria para niños mayores de 6 años y se desinfecta todo el parque antes de su uso”, explica. Además, “disponemos de una máquina de ozono que dejamos enchufada toda la noche y un extractor que ponemos por la mañana para terminar de purificar el aire y el ambiente”, concreta la gerente de Fantasía.

Parque infantil FANTASÍA

“Tendemos a sobreproteger a los niños”, lamenta Jesús Martín, que no entiende como “los bares están llenos de gente sin mascarilla y aquí tenemos miedo de traer a nuestros hijos”. En Bichos se mide la temperatura, se desinfectan las zapatillas y se guarda la distancia social de 1,5 metros entre las mesas. Además, “hemos eliminado los juegos difíciles de desinfectar, como el caso de la piscina de bolas”, señalan ambos propietarios.

“Muchos parques del estilo están cerrando y otros están pensando en hacerlo”

La sensación que tiene Jesús es de cierto desamparo. “¿Quién piensa en nosotros?”, se pregunta. La situación es límite, hasta el punto que “muchos parques del estilo están cerrando y otros están pensando en hacerlo”. Como señala el dueño de Bichos, “vivimos de los cumpleaños”, y ahora la población no está por la labor de apostar por estas celebraciones. La propia Raquel especifica esta realidad, explicando que “ahora tengo un cumpleaños a la semana cuando antes los finas de semana teníamos tres diarios”.

A pesar de la delicada situación, en Fantasía no se rinden y se siguen reinventando, llevando a cabo la escuela de verano y trabajando para implementar una terraza, a pesar de que los trámites para ello son complicados. “Tengo alquileres acumulados y sólo he podido sacar del ERTE a dos de los cuatro empleados que tengo”, lamenta Raquel.

“Podéis volver a los parques porque todo está controlado”

Ambos quieren hacer un llamamiento a la población: “los niños están en los parques de la calle tocándolo todo cuando aquí está todo limpísimo”. Coinciden en señalar que “no estamos combatiendo sólo contra el COVID, también contra el miedo”, y piden a la gente que “podéis volver a los parques porque todo está controlado”. Todo un SOS en para evitar que este tipo de negocios que llevan tantos años en nuestro pueblo se pierdan por el miedo y por una batalla que es responsabilidad de todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *