Somos L'Alacantí

El nuevo periódico de la comarca

COMERCIO DE SAN VICENTE

LOCAL San Vicente del Raspeig

Informe sobre la imagen del municipio: San Vicente, una ciudad en decadencia

La situación es insostenible. El malestar del ciudadano de San Vicente por la suciedad acumulada y falta de mantenimiento ha ido en aumento durante los últimos años, sin que desde la administración local se hayan articulado las soluciones adecuadas. Las quejas y fotodenuncias que nos llegan cada vez son más constantes y enérgicas, y esta doble página es una muestra del deterioro progresivo de un municipio del que muchos vecinos no se sienten orgullosos.

Hace varios meses estresamos una nueva sección, una especie de buzón del ciudadano, donde filtramos las quejas y denuncias de nuestros lectores. Con el paso del tiempo, hemos detectado que más del 50% de estas denuncias están relacionadas con la imagen de la ciudad. La falta de mantenimiento es de largo, junto al incivismo, la principal preocupación de muchos sanvicenteros, y la falta de soluciones al respecto es alarmante llegados a este punto.

Por ejemplo, una vecina nos hacía llegar vídeos de la maleza acumulada en el pipicán del Parque Adolfo Suárez. También nos han hecho llegar fotos comparando como se encontraban algunas zonas hace unos años en comparación a la actualidad, apreciándose un claro deterioro. En el último número, sin ir más lejos, recogíamos el malestar de los trabajadores del polígono Torregroses, que están hartos de cómo se encuentran cada mañana los exteriores de sus empresas. La oposición también se ha subido al carro, aportando pruebas gráficas que también mostramos en este reportaje visual.

En uno de sus almuerzos populares, el PP planteó a los asistentes la posibilidad de dejar su opinión sin compromiso y de forma anónima respondiendo a dos preguntas; ‘qué mejorarías de San Vicente’ y ‘qué crees que necesita San Vicente, pensando en un futuro próximo’. Las respuestas más recurrentes fueron las relativas a la suciedad, falta de mantenimiento de parques y jardines, al estado general de dejadez que presenta el municipio, y al descontrol gubernamental que impera en el Ayuntamiento.

El Partido Popular critica con dureza el estado de suciedad, dejadez y abandono en el que se encuentran las calles de la localidad, y solicita un Plan de Limpieza Extraordinario y Urgente para los próximos meses, considerándolo una cuestión de higiene, además de la pésima imagen que se ofrece de la ciudad, ya no sólo a visitantes, sino a los propios vecinos. “Tan solo caminando por las calles se pueden observar enormes manchas en las aceras, lo que indica que hace semanas que no se baldean. Una suciedad que ahora habrá quitar con métodos más directos y costosos. Pero ya no solo es un problema de suciedad, es un problema de higiene, y de la imagen para la población” afirma Óscar Lillo, portavoz del Partido Popular.

Óscar Lillo (PP): “Ya no solo es un problema de suciedad, es un problema de higiene, y de la imagen para la población”

Para el popular “lo más preocupante sin embargo es que parece que ningún concejal del equipo de gobierno se percate de ello, pues sería aún más grave, si se percataran y no hiciesen nada por solucionarlo. Es triste y preocupante la percepción de dejadez y abandono de toda la localidad es la misma, con matorrales creciendo entre las juntas de las aceras, porquería que se acumula alrededor de los contenedores de basura, alcorques llenos de malas hierbas, muchos bancos y mobiliario urbano en mal estado, falta o deterioro de bolardos, aceras levantadas con el consiguiente peligro de tropiezo, y en general una falta de mantenimiento total”.

Por su parte, el grupo municipal de Ciudadanos ha reclamado al equipo de gobierno que actúe en aquellos solares que están llenos de suciedad y maleza, y sin las mínimas condiciones de salubridad. El concejal Jordi Roig ha explicado que en las últimas semanas han entrado en el Ayuntamiento varias quejas de vecinos que denuncian esta situación y que la atribuyen al abandono de estos espacios”. Entre las quejas recibidas se hace referencia a solares ubicados en las calles Alcoy, Goya, Navas y La Huerta, que presentan un estado de dejadez y suciedad, lo que favorece la proliferación de plagas de ratas y cucarachas que llegan a introducirse en el interior de las viviendas adyacentes. Además, algunas de estas parcelas están sin vallar, por lo que son muchos los vecinos que acceden a ellas a pasear a sus mascotas, con la peligrosidad de mordeduras y picaduras que ello conlleva.

La agrupación naranja también ha denunciado el abandono y la falta de mantenimiento que presentan muchos de los solares que habilitó de forma temporal el Ayuntamiento de San Vicente como espacios públicos. Sara Colomer, concejal de Cs, ha explicado que “además de no mantener estas parcelas en condiciones, el tripartito tampoco ha logrado ampliar la red de solares cedidos temporalmente por sus dueños para convertirlos en espacios de uso público”. Ciudadanos ha puesto como ejemplo de este abandono algunos solares, entre ellos el situado en la calle Aeroplano, que se habilitó hace años como zona de libre paseo de mascotas. El solar lleva meses lleno de agujeros de un tamaño considerable, lo que supone un peligro para los vecinos que acuden allí con sus mascotas, además de la suciedad y la maleza que se acumula en la parcela, que llega incluso la altura de las estacas de madera. La falta de mantenimiento también es evidente en el solar transitorio situado en la zona de El Sagrat, donde se habilitó una zona deportiva elemental y un área recreativa que actualmente está llena de matorrales de una altura considerable. Los elementos de mobiliario que se instalaron están totalmente destrozados y llevan meses abandonados en la parcela, además de que la valla que delimita la pista deportiva sigue sin reparar. Otro de los espacios transitorios que necesita una adecuación es el situado en la Avenida del País Valencià, a espaldas de los juzgados, donde se instaló una pista deportiva que actualmente presenta un mal estado de conservación, con las redes de las porterías inexistentes y agujeradas las situadas justo detrás para evitar que los balones lleguen a la calzada. Además, la fachada colindante a la pista está llena de pintadas.

La CESURE sigue sin ser convocada

“Mucho proceso de participación ciudadana para opinar sobre una fuente de la que nadie se ha quejado ni molesta, salvo al equipo de gobierno, y para la que aún no sabemos si han tomado una decisión, si van a hacer caso al escaso proceso participativo o a las más de mil firmas recogidas por los vecinos en contra de que la fuente desaparezca” cuestiona el portavoz popular, Óscar Lillo.

Desde que se puso en marcha la sede electrónica en junio de 2020, hay registradas 565 quejas por parte de ciudadanos de San Vicente

“Sin embargo el principal órgano de participación ciudadana que es la CESURE, la Comisión de Quejas y Sugerencias, no se ha llegado a constituir todavía en esta legislatura, y no ofrece datos ni informes desde diciembre de 2018” afirma el portavoz Popular, añadiendo que “desde que se puso en marcha la sede electrónica en junio de 2020, hay registradas 565 quejas. Todas ellas sin tener en cuenta por un lado, las que se registraron en 2019 y la primera mitad de 2020 de forma directa en el CIVIC, y por otro, que en 2021, empezaron a desviar los asuntos referente a quejas por temas de mantenimiento, basura y limpieza viaria, a través de otros apartados en la web municipal bajo el título de ‘avisos’, cuyo registro y destino desconocemos” matiza Lillo. Esta comisión debería haberse constituido al inicio del mandato, en septiembre u octubre de 2019, y según sus propios estatutos debería convocarse y presentar informes cada tres meses, algo que todavía no se ha llevado a cabo.

«El principal órgano de participación ciudadana que es la CESURE, la Comisión de Quejas y Sugerencias, no se ha llegado a constituir todavía en esta legislatura”

El futuro contrato

Ante este panorama, la situación actual es parecida a la de hace tres años. El nuevo contrato sigue sin adjudicarse y vamos camino de la cuarta prórroga forzosa que tendrá que aprobarse a final de año.

La situación es rocambolesca, manteniendo un servicio precario que caducó hace años y obligando a realizarlo a una empresa que manifestó su intención de no querer seguir prestándolo. Cuando parecía que había consenso sobre realizar unos pliegos más modernos y acordes a la realidad actual del municipio, hace unos meses el alcalde, Jesús Villar, sorprendió llevando a pleno los mismos pliegos sin cambio de redacción alguna.

Aquello provocó las iras de los trabajadores, que acudieron al pleno y amenazaron con la huelga, todo tras un comunicado de la edil de Servicios Urbanos, Pilar Alcolea, en el que dudaba de la viabilidad de esa solución y abogaba claramente por la realización de unos nuevos pliegos.

La huelga se paró para iniciar una serie de reuniones entre las partes, pudiéndose celebrar las fiestas de abril con normalidad. Ahora, parece que el alcalde ha cambiado de postura y ha anunciado la realización de un nuevo contrato con unos pliegos renovados. Es decir, vuelta a la casilla de salida.

Desde el Partido Popular se han manifestado siempre a favor de redactar un nuevo pliego para el contrato de limpieza viaria y recogida de residuos, adaptado a las necesidades actuales y futuras de la ciudad, así que recogen “con agrado que el alcalde y su equipo de gobierno, por fin hayan tomado esta misma decisión. Lástima que en el transcurso hasta tomarla, se hayan perdido bastantes meses, pese a ello, bienvenida sea, e insistimos, es necesario adaptar este contrato al presente y futuro de San Vicente, pues es un contrato a largo plazo”, indica Lillo.

El Popular añade que “lo prioritario es poner sobre la mesa uno de los principales problemas que nuestra ciudad viene arrastrando en los últimos años, la limpieza viaria y recogida de residuos. Es necesario buscar soluciones y éstas pasan por buscarlas entre todos. Ya que tenemos la oportunidad, hagamos un pliego con un contrato de presente, pero pensado para el futuro, en el que se eleve la calidad del servicio actual, ajustado a la legalidad vigente, y pensado en el desarrollo urbanístico de San Vicente en la próxima década, como la ampliación del Polígono Canastell a través del Plan “Els Petits”, el Plan Montoyos, el de Castellet o incluso uno más a largo plazo como el Plan “El Pilar”.

Mientras Compromís es más proclive a la municipalización del servicio, Ciudadanos también tiende la mano para colaborar en la realización de uno de los contratos más importantes para San Vicente y que tiene sumido al ayuntamiento en un bloqueo sin precedentes y a la población en una desesperación manifiesta sin visos de solucionarse a corto plazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *